Cómo ahorrar con el calentador de agua eléctrico

Es obvio que no podemos usar el agua demasiado fría, no solo es incómodo, sino que nos podría causar enfermedades. Sin embargo, también debemos tomar en cuenta que a la hora de calentarla es importante hacerlo de manera consciente. Por ello, debes saber cómo usar el calentador eléctrico para ahorrar agua.

Ahorrar con el calentador de agua eléctrico

Consejos para ahorrar agua con un calentador eléctrico

A la hora de usar un calentador de agua eléctrico, debes tomar en cuenta algunos consejos para que puedas ahorrar agua. Esta es la mejor manera que disfrutar del agua caliente pero sin desperdiciarla.

Usa un calentador programable

Si vas a usar un calentador eléctrico, lo mejor es que sea programable. Existen modelos que poseen un panel digital que te permite regular la temperatura, el horario en el que deseas calentar el agua y la potencia. Con esto, puedes decidir además el agua que deseas calentar por lo que evitas la evaporación.

Buena ubicación

La buena ubicación del calentador también es una forma de ahorrar agua y energía. Si el calentador está muy lejos del baño o de donde usarás el agua, esta perderá calor debido a la distancia recorrida. De manera que tendrás que desperdiciar más agua mientras esperas que llegue a la temperatura adecuada, además tendrás que usar más energía para calentarla.

Servicio eléctrico

Para ahorrar con un calentador eléctrico puedes contratar un servicio de discriminación horaria. De esta manera, la potencia eléctrica será menor por las noches, lo que implicará menor consumo. Puedes aprovechar este horario para calentar el agua y así ahorrar unos cuantos KW de energía.

Recupera el agua que no se ha calentado

Cuando abrimos la ducha, el agua puede salir fría ya que esta es la que se encuentra en las tuberías. Puede que mientras esperamos que salga el agua caliente se pierdan de 3 a 6 litros de agua. Para no desperdiciar este líquido, lo mejor es que la recolectemos para usarla en cualquier otra actividad. Puedes usar un cubo una bolsa para ahorrar agua.

Aislante térmico

Debes asegurarte de que el calentador posea un buen aislante térmico, al igual que las tuberías. No queremos que el calor del agua se disipe, lo que llevaría que tengamos que dejar correr más agua antes de poder usar la ducha.

Esos son solo algunos consejos que te servirán para ahorrar con un calentador eléctrico de agua. Recuerda que siempre es importante ahorrar agua y energía, estos recursos son necesarios, pero su despilfarro daña el ambiente.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO