6 inventos caseros para ahorrar agua que funcionan

El agua es considerada el líquido vital de la humanidad por ser en el planeta tierra el mayor recurso presente. Sin embargo, hay lugares donde dicho líquido es extremadamente escaso, de ahí que se ha visto la necesidad de conservarlo. Y es que sin él no podemos realizar casi nada y la higiene y salud pasaría a un segundo plano.

Por otro lado, no ahorrar el agua podría acrecentar los problemas de escasez mundial. Teniendo esto presente, el ser humano ha buscado y experimentado distintos métodos; muchos de estos muy eficaces. En este post te mostraré 3 métodos eficaces que pueden ayudar a la preservación del vital líquido.

¿Qué métodos caseros hay para ahorrar agua?

Puedes encontrar una gran variedad de artefactos especiales para el cuidado del medio ambiente, desde métodos manuales hasta métodos electrónicos, siendo unos más eficientes que otros, pero con un mismo fin. Veamos alguno de estos.

Reutilizar el agua

Este ha sido unos de los métodos más efectivos, pues te permite ahorrar hasta 6 litros de agua ¿Cómo? Construido de un plástico resistente, fue creado especialmente para la ducha. Normalmente, cuando vamos a ducharnos lo primero que hacemos es regular la temperatura del agua; la cuestión es que durante ese tiempo es mucho el líquido que se pierde pues cae directamente en el desagüe.

A fin de que haya un consumo eficiente, la Bolsa Esferic se coloca en la ducha y recolecta el agua que cae durante la graduación de temperatura. El agua puede ser reutilizada ya sea para lavar los platos, el piso, darle agua al perro y hasta regar las plantas. Cuenta con una regadera integrada que te permite mejor manejo del mismo. Además, su precio es muy accesible.


 

Aireadores de grifo o reductores de caudal

Son pequeños aparatos de metal o acero inoxidable los cuales puedes colocar en la ducha, grifos o mangueras y consigue ahorrar hasta un 50% de agua. Al realizar su instalación se mezcla el agua con el aire permitiendo que se reparta de manera uniforme y evitando salpicaduras. Además, gracias a sus diminutas celdas actúa como filtro, ya que evita que la tierra o cualquier otra partícula te arruine el baño.

Es necesario tener en cuenta que existen 2 tipos de reductores, estándar y ahorradores. Aunque los 2 cumplen la misma función, solo uno puede reducir en un 50% el consumo del líquido.

Aireador De Grifo de 360 Grados/Grifo Universal Dispositivo de Extensión de...
  • ☄️【Aumentar la presión del agua】Para evitar que el agua fluya, el aire y el agua se mezclan...
  • 🌊【Ajustable en dos modos】El diseño del aireador de agua del grifo tiene dos modos de...
  • 💦【Rotación de 360 grados】 El burbujeador del grifo tiene una función de rotación de 360...
  • 💧【Especificaciones del producto】La longitud total es de 2,2*5 * 17cm, adecuada para grifos...
  • ❄️【Materiales de alta calidad】 Ensamblados por tuberías de acero inoxidable y juntas de...

Grifos termostáticos

Este sistema no es para nada nuevo, pero muy eficaz. Estos artefactos pueden conservar la temperatura del agua, de ahí que al abrir y cerrar no se pierde la misma. Además, evita malgastar el líquido mientras se logra calentar. Si eres alguien que se preocupa por el medio ambiente, entonces deberías probar este método que es bastante asequible.

Su ahorro es en un 30%, lo que en algunos casos significa unos 6 litros ahorrados. Por otro lado, algo que se ha incorporado en estos sistemas es un bloqueo de temperatura, lo que evita que te quemes al calentar. Estos grifos son completamente seguros, fiables y cómodos. Incluso, cuenta con un eje relleno de parafina en su interior que permite la graduación del agua.

Grifo para lavarse las manos

Una de los mayores desperdicios de agua es que cuando nos lavamos las manos, el caudal del grifo es mucho mayor al que en realidad necesitamos. Es por ello que podemos hacer un grifo casero con una jeringa y una botella. Como te puedes imaginar, necesitas una jeringa y una botella, pero además de ello necesitarás una barra de silicona, un tapón para la botella y un cinturón.

Lo primero que debes hacer es realizar un agujero a la tapa de la botella, por donde entre la jeringa. Después, debemos hacerle unos pequeños agujeros a la jeringa, uno por encima del émbolo de la jeringa y otro un poco más arriba de la mitad.

Seguidamente introducimos la jeringa en la tapa de la botella y los sellamos con silicona. Colocamos agua a la botella y la bajamos a un poste boca abajo con el cinturón. Cuando el émbolo de la jeringa está hacia afuera el grifo está cerrado, pero cuando está hacia adentro el grifo se abre. Deja salir un fino hilo de agua que es suficiente para lavarse las manos ahorrando agua.

Grifo para lavar los platos

Este es similar al primer caso, solo se necesitas una garrafa y unas tijeras. Debes realizar un agujero de unos 5 cm en la garrafa en su parte inferior. Para usarlo, solo debes llenarlo de agua y colocarlo sobre una base. Mientras la tapa está cerrada no saldrá agua dado que se crea un vacío en la botella. Si giras la tapa comienza a entrar aire y a salir agua, mientras más abras la tapa más agua saldrá.

Con este pequeño invento casero, podrás usar el agua que en realidad necesitas para fregar los platos, sin desperdiciarla.

Filtro para grifo

Para este invento solo necesitas un filtro de grifo y un botón. El proceso es sencillo, solo es cuestión de modificarlo cambiando la malla que este trae y sustituirlo por un botón que posea el mismo diámetro. De esta manera se reduce el espacio de salida y por ende en el mismo tiempo saldrá menos agua. Podrás ahorrar hasta un 20% de la cantidad de agua.

Para seguir el paso a paso puedes ver siguiente video. Pero lo cierto es que cuando queremos contribuir al cuidado del ambiente, principalmente ahorrando agua, recuerda que no es para siempre.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO